CASTILLO DE BELMEZ






Saliendo de Córdoba por la nacional 432 en dirección a Badajoz se llega al valle del Guadiato donde, a 70 kilómetros de Córdoba capital, se localiza Belmez que goza del título de “Muy Leal”, concedido por Alfonso XI en 1315 por su apoyo durante las luchas por la regencia, y del de “Muy Noble Villa”, concedido por Felipe II en 1597, quedando finalmente titulada como “Muy Noble y Muy Leal”. La localidad, que en la actualidad cuenta con unos 3.120 habitantes, es anunciada desde la lejanía por la silueta del castillo que se recorta en el horizonte.



El CASTILLO


Desde el inicio de la calle Castillo (donde se puede aparcar en una explanada) arranca el llamado “Paseo Mirador del Castillo” que, recorrido en paseo placentero, permite contemplar parte del cerro en el que se asienta el castillo que se divisa en la cima. El “Paseo” desemboca en la calle Santa María desde donde, dirigiéndose a la izquierda de la misma, se llega a una escalinata que, conocida como “Acceso Rafael Canalejo Cantero”, en recuerdo del alcalde que la hizo posible, conduce a la rampa escalonada y zigzagueante que, constituida por cuatro tramos, permite salvar la pendiente de la ladera con cierta comodidad y llegar hasta la fortaleza que “estaba en comunicación con el castillo de Fuente-abejuna, con el de Espiel, y por medio de el de Névalo situado en término de Villaviciosa con el de Almodóvar del Rio” (Ramírez y las Casas-Deza).


El Castillo está emplazado sobre un cerro calizo de superficie irregular y a una altitud que oscila entre los 564 metros en el punto más bajo (al Este, en la 3ª torre del plano) y los 570 metros sobre el nivel del mar en la zona más elevada que se localiza en la llamada en el plano “torre posterior”, situada en la esquina de la Torre del Homenaje. Presenta una planta, casi rectangular, alargada de Este a Oeste, para adaptarse al terreno.


Del castillo hay una descripción realizada en 1590 como resultado de la visita de una comisión que llegó hasta allí para ver el estado en que se encontraba. Basándose en esa descripción hay un plano del castillo, realizado por Vicente Antonio Cano Gómez, colocado en un panel antes de la entrada, donde figuran la planta y los elementos integrantes de la fortaleza.





A la fortaleza se accede por dos puertas consecutivas que están situadas en el último tramo de la rampa de subida. En la descripción de 1590 se dice: “Siguiendo desde la tercera vuelta se llega a una primera puerta de entrada al castillo (…). Esta puerta era de dos hojas

3 comentarios en «Ruta Castillo de Belmez»

  1. ¡Vaya descubrimiento! El CASTILLO de Belmez esconde más secretos de los que imaginábamos. ¿Quién se atreve a explorarlo conmigo?

    Responder
  2. ¡Qué artículo tan interesante sobre el Castillo de Belmez! Me pregunto si los fantasmas también hacen visitas guiadas.

    Responder

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.